sábado, 8 de enero de 2011

COMO CRIAR A NUESTROS CANARIOS

ÉPOCA DE CRIA



Para mí es la época más emocionante e importante del año. Es tiempo de mucho trabajo pero el ver cómo nacen los primeros pichones de nuestro aviario borra cualquier esfuerzo de nuestra mente. Es la época que marcará nuestro futuro como canaricultores, una buena cria siempre va pareja a una buena temporada de concursos.

Debemos de controlar a nuestras parejas para evitar cualquier tipo de problema, pero este control nunca debe de transformarse en obsesión ya que mi experiencia me demuestra que los canarios crian mejor si estan tranquilos y sin nosotros agobiándolos. Os cuento mi experiencia y después vosotros sacais las conclusiones.

Por motivos personales, algunos fines de semana en la época de cria, no puedo atender a mis canarios.Es mi padre, el que se encarga de darles de comer esos dias. Pues bién, cuando regresaba los domingos por la tarde al aviario observaba que todos los pichones sin excepción tenian los buches a rebosar y parecian que en ese fin de semana hubieran engordado el doble que durante la semana. Mi padre por cuestiones de trabajo no puede estar demasiado tiempo con los pájaros, el iva a primera hora de la mañana, les ponia la pasta preparada, el alpiste y ya no volvia hasta el dia siguiente. Yo les ponia pasta por la mañana y pasta por la tarde tirando la que habia sobrado de la mañana. Esa tranquilidad que mi padre sin querer ha dado a los canarios en cria, es la que estoy llevando a cabo en la actualidad y los resultados son fenomenales.

Muchas veces no nos damos cuenta que en esta época, las parejas necesitan estar sólas el máximo tiempo posible para cebar bién, para realizar los cortejos de forma correcta, para dedicarse a la cria sin estar pendientes de nada más. Esta experiencia me demostró que aunque los canarios lleven siglos entre nosotros, son animales que no han perdido todos sus instintos salvajes y al igual que otras aves, necesitan su espacio y su tiempo para poder llevar bién la difícil tarea de sacar tres o cuatro polluelos adelante.

Los que amamos el campo y nos hemos dedicado al silvestrismo, muchas veces nos hemos encontrado con nidos perfectamente terminados de jigueros o verdecillos que al invadirlos con nuestras manos para ver lo que albergaban, eran abandonados por la pareja reproductora fabricando otro nido para no ser molestada en la reproducción.

A parte de la necesaria tranquilidad debemos de dar a nuestras parejas una buena alimentación, que sea lo más completa posible y sobre todo, que la acepten sin reticencias para el embuche de los pichones.

No importa la pasta de cria que usemos, cada cual tiene sus "manias", yo tal y como explico en el apartado de la alimentación, utilizo CÉDÉ y me da buenos resultados. El problema que tiene esta pasta es el precio que es demasiado elevado.En la presente temporada he utilizado la ORLUX y los resultados han sido los mismos.Lo importante es acostumbrar a nuestros reproductores a la comida que van a tener en la cria lo antes posible si no queremos tener sorpresas desagradables.

Mis canarios tienen a disposición todos los dias pasta seca y a parte les preparo con germinado, pasta seca y brócoli una especie de pasta mórbida que pongo todos los dias y cambio a diario. A esta pasta le añado diferentes hierbas de temporada, trituradas y mezcladas con la pasta. Un problema que tiene el poner pasta seca a disposción de los pájaros es que se comen sólo una parte de ella y se queda en el comedero todo el pan que lleva la pasta y al final no comen nada de ella. Yo lo que hago es una vez por semana cambiar esta pasta y utilizarla para la pasta mórbida que realizo.

La mixtura debe de ser de calidad, debe de tener el mínimo polvo posible y yo añado avena en esta época de cria. Al igual que pasa con la pasta, hay que acostumbrar a nuestros canarios a esta mixtura rica en avena. La perilla y las llamadas semillas de la salud también son una buena idea para mejorar nuestra mixtura en esta época tan exigente.

El agua limpia es de vital importancia para evitar que los pichones contraigan algún tipo de enfermedad, lo ideal es cambiarla todos los dias ya que los reproductores al comer la pasta húmeda junto al embuche contínuo de los polluelos, ensucian mucho los bebederos y pueden aparecer bacterias e incluso hongos que nos pueden fastidiar la nidada.

Otro punto a tener en cuenta es la limpieza como durante todo el año, de rejillas, posaderos y bandejas. Yo los nidos si se ensucian demasiado también los cambio aunque los polluelos sean pequeños.Un pequeño truco para evitar el piojillo es espolvorear el nido con un poco de Insectornis cuando lo emplazamos en la jaula para que la hembra fabrique su nido.

Yo utilizo dos tipos de nido y un portanidos de plástico que es fácil de lavar y desinfectar.

Los nidos que utilizo son unos que son de una especie de filtro (de usar y tirar) que sólo siven para una sóla vez y los de esparto que sirven para varias veces.Los primeros son más higiénicos ya que no se reutilizan pero he tenido problemas con polluelos que se han enganchado con sus uñas y han sufrido daños. Esto pasa cuando la hembra no llena el nido de pelo y las patas de los polluelos tocan directamente el filtro. Otro problema que tienen estos nidos es que si la hembra no lo llena con pelo, la incubación no se da siempre de forma correcta. En cuanto a los de esparto (también hay de cáñamo y de pita) son a mi parecer de mejor calidad, el problema es el precio y el saber desinfectarlos de forma correcta. Yo para desinfectarlos los limpio con un cepillo de cerdas metálicas, los mojo con alcohol y les prendo fuego, luego los vuelvo a cepillar y los dejo unos cuantos dias sin usar y espolvoreados con Insectornis.

Los nidos de esparto dan mayor cobijo y calor a los polluelos y aunque la hembra no ponga pelo, los polluelos estan en pefectas condiciones y la incubación también se realiza sin problema alguno. Estos nidos los utilizo en hembras que por cualquier razón, no son buenas "constructoras" y los de filtro para aquellas hembras que sé que llenaran de pelo el nido, fabricando un nido casi perfecto.

Bién, después de esta general introducción de mis experiencias en la cria, paso a explicaros de forma más detallada todo lo relacionado con esta época. Insisto, todo esto está basado en mi forma de criar los canarios, hay que tener en cuenta que cada aviario es un mundo y cada canaricultor un universo.

FORMACIÓN DE LAS PAREJAS:

Las parejas viejas que en la temporada pasada nos han dado buenos resultados, no tenemos porqué cambiarlas, tan sólo si sabemos o intuímos que haciendo determinados cambios obtendremos mejores ejemplares, deberemos de cambiarlas. En cuanto a las parejas jóvenes yo tengo en cuenta los siguientes aspectos:

A)El genotipo de los futuros reproductores.

B)El fenotipo.

C)La buena cria que han realizado sus padres.

D)La posible consanguinidad de las parejas.

E)Los defectos a eliminar y las cualidades a resaltar.

F)La intuición de qué reultados se va a obtener de las nuevas parejas.

Una vez tengo claro las parejas, que empiezo a hacerlas cuando la muda ha finalizado prácticamente, pongo todos los machos en las voladeras separados de la hembras. Es muy importante que el reposo ivernal sea adecuado para que esten preparados como reproductores.

Al principio de iniciarme en este mundillo, empezaba muy pronto la cria, a principios de enero ya juntaba las parejas, pero poco a poco he ido retrasando la cria. Actualmente prefiero hacer sólo dos puestas a mis hembras y empezar a criar a finales de enero principios de febrero.

Para que los canarios entren en celo, es necesaria la luz artificial. A través de un programador podemos adelantar el celo hasta llegar a 13-14 horas de luz que será cuando juntaremos las parejas. Este aumento de luz debe de ser paulatino y nunca de forma brusca. Una cosa muy importante a tener en cuenta es que los machos tardan más en estar preparados sexualmente para la reproducción que las hembras, por lo que si observamos que las hembras van demasiado fuertes, deberemos de separarlas para evitar que se arranquen las plumas y se puedan lastimar.

Hay criadores que separan en distintas habitaciones los machos de las hembras, introduciendo a estas últimas en la zona de cria cuando los machos van muy adelantados. Con este sistema evitamos el problema de arranque de plumas y aseguramos que los machos estaran perfectamente preparados cuando las hembras entren en celo.

Una vez los machos empiezan a ir fuertes, los voy colocando en sus jaulas y poco a poco voy poniendo en las mismas jaulas pero separadas por el separador de rejilla a sus futuras parejas.Las hembras que van a criar solas sin macho las pongo también en sus jaulas a solas.

FABRICACIÓN DEL NIDO Y CÓPULA:

Poco a poco voy introduciendo pelo en la parte de la hembra para posteriormente poner el nido, cuando veo que la hembra muestra disposicón para la cópula, retiro el separador y junto la pareja. Si el macho lo voy a emplear en otra hembra, hasta que la puesta no se complete, no lo separo. Yo soy partidario de utilizar siempre parejas completas aunque si tenemos machos de muy buena calidad es conveniente pasarlos por varias hembras para ver los resultados. Lo mismo es apicable para las hembras, si tenemos una hembra de una calidad excepcional, la podemos utilizar con varios machos.

Si todo va bién en un par de semanas, tendremos ya el nido repleto de huevos y empezará la incubación.

INCUBACIÓN:

Lo normal es que dure 13 dias, pero dependiendo de la temperatura de nuestro aviario y de la humedad, se puede alargar a 14 e incluso a 15 dias. A partir de los 15 dias, casi con toda probabilidad el polluelo sufrirá algun problema o estará enfermo lo que le impide romper el cascarón. Yo no soy partidarario de ayudar a salir del huevo a ningún polluelo. El polluelo que tiene dificultades de romper el huevo es bastante probable que presente también problemas en el creciemiento y si sobrevive, en la muda.

NACIMIENTO:

Aunque debemos de controlar los nacimientos, cuanto menos miremos los nidos en los dias en que nacen los polluelos, mejor. Es la época más crítica del polluelo y la hembra debe de darles todo el calor posible para que no mueran y crezcan con normalidad. La hembra siempre retirará las cáscaras pero si observamos que no lo hace, con sumo cuidado lo podemos hacer nosotros con una pequeña pinza. Debemos de tocar lo menos posible a los recién nacidos.

ANILLAMIENTO:

Sobre la semana de vida aproximadamente, debemos de proceder a la identificación de nuestros canarios. Está claro que no todas las razas de canarios crecen con igual rapidez e incluso hay parejas de la misma gama que dan de comer más o menos, pero lo que debemos de tener en cuenta a la hora de colocar la anilla es que por ninguna razón la hembra podrá quitarla. Si observamos que una hembra se empeña en quitar las anillas, las podemos camuflar pintándolas con un rotulador o poniendo alrededor de la anilla una cinta adhesiva del color del material del nido.

SEGUNDA PUESTA:

Sobre los 12 dias, la hembra mostrará signos de querer realizar la segunda puesta. Debemos tener cuidado de poner a su disposición otro nido y material para que lo realice ya que sino desplumará completamente a sus polluelos. Si observamos que durante este tiempo los polluelos abandonan el nido, es conveniente poner el separador para que no molesten a la hembra en la confección del segundo nido. A través de los barrotes tanto la hembra como el macho les seguirán dando de comer sin problema.

SEPARACIÓN DE LOS PADRES:

Cuando la hembra ha puesto ya su segunda puesta, junto el macho con los polluelos dejando así más tranquila a la hembra en su incubación. Los polluelos los separo cuando ha nacido la segunda puesta, normalmente a los 40 o 45 dias. Cuanto más tarde separemos los polluelos de los padres, más probabilidad existe de que se adecúen sin problemas a su independencia. No obstante sigo dando la misma comida a los pichones separados hasta que observo que ya comen la mixtura sin problemas.

JÓVENES EN EL VOLADERO:

Tan importante es el tiempo en que los padres estan con los polluelos como la época en que los jóvenes canarios están mudando. Debemos de tener jaulas espaciosas y nunca poner los canarios como si fuesen sardinas en lata. Cuanto más canarios estén en una jaula más probabilidad existe de picaje entre ellos.

Cómo norma general podemos tomar que en una jaula de 1m no debemos poner más de 9 canarios en época de muda. Pero existe una fórmula muy sencilla que he usado con unos resultados sorprendentes en cuanto al picage. Consiste en hacer posaderos individuales.

Estos posaderos se colocan por toda la jaula y en número mayor al de los pájaros que contiene (9 pájaros, 12 posaderos). El picage se reduce drásticamente y aunque los primeros dias los pájaros vuelan un poco perdidos, no tardan mucho en acostumbrarase a los nuevos posaderos. Yo utilizo unos de plástico que recorto hasta que se vea que no cabe más de un pájaro por bastoncillo.

1 comentario:

  1. Muxas gracias javier esto me resuelve el gran problema que tenia con los pajaros el año pasado que obsesione con la cria y estaba kasi todo el dia encima de ellos y veo que para buenos resultados no ace falta estar todo el dia dandole vueltas

    ResponderEliminar